¿«La frontera de Tánger está abierta»? - Estrategias políticas en las rutas hacia España

“Tánger está abierto.” Fuente: AP Marruecos

 

Contenido

Introducción

1 Fomentar la migración – las travesías de mayo de 2021

2 Travesías marítimas y experiencias de la AP

3 Actualidad de las regiones

3.1 Ruta atlántica
3.2 Tánger y el Estrecho de Gibraltar
3.3 Los enclaves: Ceuta y Melilla
3.4 Nador y los bosques
3.5 Oujda y la zona fronteriza con Argelia
3.6 Argelia
3.7 La región del Rif

4 Naufragios y desapareciones

 

Introducción

Para los medios de comunicación internacionales, los últimos 3 meses han sido muy notorios debido a las multitudinarias entradas en España en la semana del 18 mayo.

En solo unos días, más de 10.000 personas cruzaron la frontera hacia los enclaves de Ceuta y Melilla. Describimos estos acontecimientos con más detalle en la primera parte de este análisis, el cual se basa en el trabajo que desarrollan sin descanso activistas de Alarm Phone en la región del Mediterráneo Occidental y más allá. En él se documenta la violencia y la represión ejercidas de manera continuada contra las viajeras y la resistencia de estas. Las numerosas entradas del mes de mayo no son una excepción a esta dinámica de instrumentalización de las personas en movimiento en los juegos de poder entre los diferentes estados. Cualquiera que sea la retórica desplegada a nivel estatal, la realidad es que las personas en movimiento son engañadas, detenidas, expulsadas y se les niega el acceso a un alojamiento adecuado, destruyendo incluso los espacios autogestionados que estás construyen (véanse, por ejemplo, los apartados 3.4 y 3.6).

En Marruecos la represión continúa en alza e incluso se recrudece tras las entradas de mayo (véase 3.2). En consecuencia, exceptuando esos pocos días de mayo, la mayoría de las personas abandonaron las zonas olindantes a los vallados fronterizos donde esperan una oportunidad de salto como Nador (véase 3.3). Otros colectivos de personas como los harraga del Rif, prefieren enfrentarse a una posible intercepción en el mar (véase 3.7).

La ruta más transitada hacia España sigue siendo la ruta atlántica hacia las islas Canarias (véase 3.1), a pesar de la continua expansión del aparato represivo que los países europeos financian en los países del noroeste de África. Estas políticas represivas tienen un resultado mortífero que puede observase en las espeluznantes cifras de muertes y desapareciones (ver parte 4). Desafiando esta política, la gente sigue moviéndose (ver parte 2) y protestando, prueba de ello la campaña “Abolir Frontex” (ver parte 3.5), la cual apoyamos con entusiasmo.

1 Fomentar la migración – las travesías de mayo de 2021

A mediados de mayo, se extendió el rumor de que el Reino de Marruecos había ordenado a sus guardias fronterizos que se retiraran abriendo una “ventana” en el estricto control fronterizo. Las personas viajeras subsaharianas llaman a esta ventana “promotion”. Estas, ya han ocurrido antes y forman parte de la memoria colectiva de la frontera hispano-marroquí. En medio de la escalada de tensión diplomática entre España y Marruecos, durante la semana del 17 de mayo, hasta 10.000 personas, muchas de ellas menores de edad, llegaron a Ceuta a nado, ayudándose de botellas de plástico para flotar o cruzando las vallas fronterizas. Llegaron a las zonas de Benzú y Tarajal, favorecidas por la inacción de las Fuerzas Auxiliares marroquíes. Algunos de los rumores ligados a la “promotion” dejaban creer a las personas en tránsito que obtendrían papeles en los enclaves pudiendo así continuar su viaje hacia la península. Como era de esperar, esta información resultó ser falsa, y pese que algunas personas intentaron regresar voluntariamente a Marruecos, la mayoría intentaba continuar su viaje. Antes de las 10 de la noche del 17 de mayo, 300 personas ya habían sido devueltas a Marruecos. A pesar de la inusitada atención de los medios de comunicación internacionales, el gobierno marroquí guardó silencio durante todo el día.

El 18 de mayo, el Gobierno de Sánchez tomó la decisión de desplegar el ejército en apoyo a la guardia civil en la frontera con Marruecos. Se desplegaron tanques en las playas para intentar impedir que la gente cruzara y empezaron las “devoluciones en caliente“. Cuando las Fuerzas Auxiliares marroquíes volvieron a controlar el vallado fronterizo, estallaron disturbios en el lado marroquí, a los que se respondió con disparos al aire y lacrimógenos por parte de la Guardia Civil. Muchos documentos gráficos circulan por las redes sociales en el que se muestra la violencia policial contra menores y las devoluciones en caliente desde Ceuta a Marruecos entre los días 17 al 19 de mayo.

Según la sección local de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos AMDH, los intentos de cruce de la frontera de Melilla comenzaron el 18 de mayo. Decenas de harragas marroquíes se reunieron en los barrios de Beni Ansar, Barrio Chino, Mariouari y Farkhana para intentar saltar la valla fronteriza hacia Melilla.

Nuestros contactos locales en Nador informan de que ese día, unas 200-300 personas migrantes subsaharianas intentaron a su vez llegar a Melilla a saltar la valla fronteriza. Alrededor de 85 de ellas lo consiguieron, mientras que el resto fueron bloqueados por los guardias fronterizos. Al día siguiente, entre 15 y 40 personas subsaharianas (existen informaciones de cifras diferentes) fueron devueltas directamente a Marruecos. Esta acción fue criticada por la AMDH, entre otras asociaciones. La devolución en caliente se produjo en colaboración con las fuerzas marroquíes.

El 21 de mayo también hubo otros intentos de saltar la valla, esta vez por parte de personas jóvenes marroquíes y sirias, incluso en Mariouari y Barrio Chino. Según los informes, algunas llegaron a Melilla, aunque la Guardia Civil utilizó gases lacrimógenos contra ellas. Se desconoce el número exacto de saltos con éxito. La agencia de noticias Deutsche Welle habla de 6 grupos que intentaron saltar la valla, de 30 personas que tuvieron éxito. Ese mismo día, otras 40 lograron superar la valla fronteriza. Todas eran de nacionalidad marroquí.

La falta de control fronterizo por parte de las autoridades marroquíes se produjo después de que España permitiera que el líder del Frente Polisario en el Sáhara Occidental, Brahim Ghali, fuera tratado por Covid-19 en España a finales de abril. En un comunicado del 8 de mayo, Rabat dijo que se trataba de un “acto premeditado” que tendría repercusiones. El gobierno español, sin embargo, afirmó posteriormente que no tenía conocimiento de que Marruecos hubiera relajado sus controles fronterizos. Este ejemplo muestra cómo Marruecos utiliza su posición en la frontera exterior de la UE para forzar a la UE a aceptar su ocupación del Sáhara Occidental. El conflicto entre España y Marruecos se ha agudizado desde que el ex presidente estadounidense Trump reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental a finales de 2020, el cual choca con el reconocimiento de la ONU del Sahara Occidental como territorio a descolonizar​​​. Marruecos emplea tácticas similares, jugando con las vidas de las personas migrantes por razones estratégicas y diplomáticas, como hizo Turquía en 2020. Además, el reino marroquí aprovecha el odio de la UE hacia los “extranjeros” para obtener cobertura para su represión política y social y la pobreza generalizada en el país. Como consecuencia, muchas de sus residentes, tanto marroquíes como subsaharianos, tienen pocas oportunidades y Marruecos puede comprar el silencio y el apoyo de sus homólogos europeos.

El 19 de mayo, los gobiernos español y marroquí llegaron a un acuerdo para facilitar la devolución de las personas  marroquíes adultas a su país de origen en grupos de 40 personas cada dos horas. El 22 de mayo, 7.000 personas ya habían sido deportadas o “devueltas voluntariamente” desde Ceuta. Además, las fuerzas policiales intensificaron sus registros e interceptaciones, especialmente en los alrededores del puerto de Ceuta, donde muchas personas se escondían para intentar colarse en los barcos mercantes transbordadores o colarse en el interior de los barcos o camiones que se dirigen a la península.​

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) condenó la práctica generalizada y consolidada de devolver a las personas sin seguir los procedimientos establecidos por la ley, es decir, sin comprobar debidamente su identidad ni permitirles presentar una solicitud de asilo, siendo estas graves violaciones de los derechos humanos.

A pesar de haber suspendido momentaneamente el control fronterizo, el cual suele ser aplicado de forma muy violenta, Marruecos aceptó los retornos forzados de España. A cambio, el 18 de mayo, en plena crisis, España  dió a Marruecos otros 30 millones de euros de ayuda financiera para evitar la migración a España. Las personas que luchan por un futuro mejor son rehenes del juego político de las relaciones internacionales.

Otro efecto de los cruces masivos de mediados de mayo hacia los enclaves españoles es que, en un plan anunciado el 16 de junio por el ministro español de Asuntos Exteriores, González Laya, España planea ahora incluir plenamente a Ceuta y Melilla en el espacio Schengen. Esto hará que el visado Schengen sea obligatorio para toda la ciudadanía marroquí que desee entrar en los enclaves. En consecuencia, les habitantes de las ciudades marroquíes vecinas de Nador y Tetuán necesitarían un visado Schengen para entrar en Ceuta o Melilla. Si el plan se lleva a cabo, sería desastroso para el comercio transfronterizo y afectaría gravemente a la economía local. Hasta octubre de 2019, la frontera exterior de Ceuta estaba abierta a la población vecina para visitas cortas. Solo se cerró en un intento de frenar la expansión de Covid-19. La población local ha celebrado varias manifestaciones en Fnideq pidiendo la reapertura de la frontera, haciendo hincapié en las dificultades económicas que provoca su cierre.

2 Cruces marítimos y estadísticas

Desde finales de marzo hasta junio, Alarm Phone fue contactada en 66 ocasiones implicando aproximadamente a 1.443 personas en peligro en el mar. Este número es mayor que el número de casos en el que Alarm Phone intervino durante el invierno de 2020 (60 casos) o en los primeros tres meses de 2021 (31 casos).

De estos 66 casos, un total de 40 de embarcaciones con 801 personas lograron llegar a España. En sus informes durante este período, las Naciones Unidas informaron de unas 7.000 llegadas a España durante los meses de abril, mayo y junio. Estas cifras muestran que Alarm Phone prestó asistencia en alrededor de 1 de cada 9 viajes a España. Esto supone un aumento respecto a años anteriores y podría mostrar la creciente presencia de la red en la región.

De las embarcaciones que tuvimos conocimiento que no llegaron a España, 18 regresaron a Marruecos, 9 de las cuales fueron interceptadas y devueltas a Marruecos, 8 fueron rescatadas en condiciones de peligro y una de ellas regresó de forma autónoma. Informamos de la desaparición de cuatro embarcaciones que transportaban un total de 205 personas, y cuyo resultado de al menos 2 embarcaciones sigue sin esclarecerse. A pesar de los esfuerzos de rescate de buques mercantes, pesqueros y guardacostas, 60 personas perdieron la vida durante misiones de rescate. Nuestros pensamientos y nuestra rabia están con quienes perdieron la vida en el mar, sin olvidar la lucha por una libre circulación.

Como quiera que sea, la mayoría de los casos, ya sea de llegadas al Estado español o de desapariciones, pasan desapercibidos para la mayoría de organizaciones. Siendo muy difícil determinar si nuestras cifras reflejan la verdadera realidad de las travesías en el Mediterráneo Occidental y del Atlántico.

3 Noticias de las regiones

3.1 La ruta del Atlántico

Travesías marítimas y casos Alarm Phone

La ruta atlántica sigue siendo la más transitada de las rutas hacia España. Cuenta con la mitad de la totalidad de llegadas al Estado español en los primeros seis meses de 2021, en concreto, 6.855 llegadas de las 13.176 totales (datos del 27 de junio de 2021). Esta cifra ya es significativamente mayor que en el mismo periodo de tiempo de 2020. Como muestra el siguiente gráfico de llegadas por semana, las travesías han aumentado en el segundo trimestre del año, con varios picos. Por ejemplo, siete pateras con 263 personas llegaron a Canarias el 30 de abril, y otras siete con 298 personas llegaron también a Canarias entre el 26 y el 27 de junio.

Fuente: propia compilación, datos de ACNUR  España

En general, el número de mujeres que viajan por esta ruta ha aumentado. En la actualidad representan alrededor del 15% de las personas viajeras. En cambio, el número de viajeres marroquíes ha aumentado, constituyendo la cuarta parte del total de las llegadas. Se observa un aumento de la pluralidad de países de origen en las personas que intentan esta ruta, aunque la mayoría de les viajeres siguen siendo de los países próximos, como Senegal, Gambia, Guinea-Bissau y los estados del Magreb, ahora hay muchas llegadas de países más lejanos como Costa de Marfil o incluso la RDC e incluso  de Yemen e Irak como a finales de mayo.

La ruta sigue siendo más mortal que nunca. Las estimaciones oficiales sugieren que las personas mueren o desaparecen a un ritmo de aproximadamente de una muerte por día. Si esto es correcto, significaría que unas 180 personas han muerto este año. Nosotras creemos que esta cifra es mucho mayor. Gracias a su meticuloso trabajo y al contacto constante con familiares, el colectivo Caminando Fronteras ha establecido que sólo en la ruta canaria se han perdido 57 embarcaciones en los últimos seis meses, lo que arroja la escalofriante cifra de 1922 muertes y desapariciones.

En Alarm Phone nos alertaron de la desaparición de varias embarcaciones. A finales de marzo una embarcación con 50 personas partió de cerca de El Aaiún y continúa en paradero desconocido. Seguimos sin tener información sobre varias embarcaciones que partieron a finales de mayo y principios de junio con 32 personas, con 52 personas y 62 personas todas partieron de El Aaiún y una embarcación de 36 personas de Dajla. Esperamos que todas estas personas, 232 en total, hayan llegado a algún lugar en tierra firme sanas y salvas. Esperamos que ninguna de ellas haya compartido el destino del cayuco que fue encontrado en el Caribe a mediados de mayo con 15 cadáveres abordo tras atravesar más de 4.500km desde su punto de salida, en el continente africano.

Alarm Phone también estuvo implicada en algunos de los horribles naufragios ocurridos en la ruta canaria en los últimos meses. A finales de mayo, una embarcación naufragó  frente a las costas del Sáhara Occidental. La marina marroquí, sólo consiguió rescatar a 30 supervivientes. Otras 15 personas murieron durante la pésima operación de rescate . A., miembro de Alarm Phone, de El Aaiún, consiguió contactar a posteriori con las supervivientes para mostrar nuestro apoyo.

El reciente naufragio frente a las costas del norte de Lanzarote, en Órzola, con varias personas fallecidas, donde Alarm Phone también intervino. Lo mismo ocurre con el horrible naufragio de hace unos días  con 40 muertos y sólo 22 supervivientes, quienes  fueron socorridas por un pesquero.

Otra tragedia ocurrió a finales de abril, cuando tres supervivientes fueron encontradas en una patera, por casualidad, a casi 500 km al sur de El Hierro. A bordo se hallaban 24 cadáveres. Las familias creen que la embarcación partió inicialmente con 57 personas el 5 de abril desde Mauritania. Aparte de los 24 cuerpos sin vida, se suman otras 30 vidas perdidas a nuestro triste recuento.

La suerte ha permitido rescatar otras embarcaciones. Algunas de ellas fueron avistadas por buques mercantes, a veces a cientos de kilómetros de las islas, y las pasajeras fueron puestas a salvo. Un mercante británico rescató a 25 personas a más de 400 km al sur de Gran Canaria el 8 de junio. Otro carguero avistó un cadáver y 35 supervivientes a casi 500 km al sur de Gran Canaria. Una niña, murió poco después de este rescate. Otra embarción, a 65 km de la costa del Sáhara Occidental, fue avistada por un buque mercante el 1 de junio. Se trataba de una embarcación neumática, lo cual es especialmente preocupante, ya que las viajeras que emprenden esta ruta suelen hacerlo en embarcaciones más robustas, de madera.

Otro gran naufragio no llegó a aparecer en los medios de comunicación europeos. En la primera semana de junio, una embarción que había salido de Senegal con 150 personas fue recogida por la Marine marroquí. Sólo hubo 79 supervivientes, que fueron posteriormente deportadas a Senegal.

Además de ser testigos de estos peligrosos y mortales viajes, también hemos asistido al aumento de la represión. Desde que las llegadas a Canarias se dispararon el pasado otoño, los políticos han intentado frenar las salidas, destinando por ejemplo enormes sumas de dinero para “frenar la inmigración irregular”: España ha sufragado a Marruecos con 90 millones de euros en los últimos tres años, Alemania prometió 5 millones de euros para “reforzar” el control de las fronteras marítimas en Mauritania.

Las repercusiones en países como en Mauritania dan lugar  a niveles de represión extremadamente altos, como informa desde el terreno F. miembro de Alarm Phone:

“La situación es muy complicada aquí en Mauritania. Porque aquí te arriesgas a ir a la cárcel, te arriesgas a ser deportado. Los organizadores de los viajes acaban directamente en la cárcel y pueden recibir una condena de dos a cinco años de prisión. Las personas viajeras son deportadas a su país de origen. Es más complicado que en Marruecos, ya que allí no te arriesgas a ser deportada a tu país de origen”.

Por ejemplo, 25 personas viajeras fueron detenidas el 27 de abril cerca de Nouhadhibou y, tras un tiempo de detención, fueron deportadas a sus países de origen.

Igualmente, en los puntos de llegada, como en las Islas Canarias, también se dictan sentencias de prisión. El pasado junio, llamó la atención de los medios de comunicación la condena a ocho años de prisión al “capitán de una patera” por la muerte de un bebé durante una travesía. También se presentaron otros cargos de homicidio contra otros supuestos ‘capitanes‘. En Alarm Phone, condenamos la explotación y el hecho de poner en peligro personas vulnerables por un beneficio propio y mantenemos que la muerte masiva en la frontera de la UE no es culpa de personas concretas (o de los llamados “contrabandistas”) que pueden ser encarcelados, sino de la Unión Europea a través de su mortífero régimen fronterizo que crea la base para el tráfico de personas y que, por tanto, debería ser acusada de homicidio en masa: ¡las fronteras matan!

Nos solidarizamos con cada una de las personas que desafían este sistema letal de controles fronterizos y expresamos nuestra gratitud a todas aquellas que denuncian este sistema inhumano y gritan en voz alta “Abolir Frontex”, como hicieron nuestras compañeras en Canarias, en Oujda (Marruecos), ver parte 3.5, y en muchos otros lugares de Europa y África.

Coyuntura de las Islas Canarias

La prohibición de viajar a la península a aquellas personas que hubiesen llegado a las Islas de forma irregular ha sido parte importante de la problemática de los últimos meses en la ruta Atlántica. A mediados de abril, dos resoluciones judiciales en Las Palmas cuestionaron la legalidad de impedir la salida del archipiélago a las personas migrantes ya que reconoce su pasaporte o su solicitud de asilo como un documento válido para viajar.

Existen dos formas de viajar a la península, o bien mediante el traslado organizado por organismos estatales o bien de forma autogestionada. Para este último es necesario tener familiares en el continente o una red de apoyo que pueda pagar el viaje. A principios de abril, estallaron disturbios tras las peleas por el espacio y los escasos recursos en el mayor campamento de Tenerife, Las Raíces. La situación catastrófica que reinaba en los campamentos hasta abril también ha sido duramente criticada por diferentes ONGs como por ejemplo la Médicos del Mundo. Desde abril, el gobierno ha acelerado los traslados a la península, hasta reducir hasta la mitad la ocupación de los diferentes recursos en las islas. La reducción del número de habitantes también ha liberado recursos para acelerar los procedimientos de registro. Ahora se registra a las personas recién llegadas, se les toman las huellas dactilares, se les hace la prueba del Covid-19, se les aísla y se les traslada al campamento en cuatro días, en lugar de las semanas de confinamiento forzoso que se llevaba a cabo durante la mayor parte de los últimos 18 meses. Pese a todo, miles de personas siguen atrapadas en las Islas Canarias.

Por otro lado, las tensas relaciones entre Marruecos y España han tenido un efecto positivo. En abril se suspendieron los vuelos de deportación a Marruecos y al Sáhara Occidental desde Canarias. Hasta entonces, resultaba difícil para las personas viajeras marroquíes quedarse en territorio español, ya que, contrariamente a la experiencia de muchas de sus compañeras de viaje subsaharianas, a menudo se les negaba el acceso a un asesoramiento jurídico adecuado o al procedimiento de asilo y eran deportadas rápidamente.

El Sáhara Occidental y la frontera con Marruecos 

Cuando las personas viajeras son detenidas en  Marruecos, siguen teniendo que pasar un tiempo arbitrario bajo custodia para a continuación ser desplazadas a la fuerza. A menudo pasan días en centros de detención abarrotados y mal equipados, sin acceso a suficiente comida, agua, mantas, instalaciones higiénicas, etc. Ni siquiera durante el mes de Ramadán cesaron estas prácticas discriminatorias. Esto está bien documentado en los vídeos tomados por un grupo detenido el 7 de mayo cerca de El Aaiún:

Foto del interior de un centro de detención cerca de El Aaiún, con personas apiñadas a la sombra de un patio, a falta de infraestructuras adecuadas. Fuente: AP Marruecos

Las condiciones de alojamiento son pésimas en El Aaiún y otras zonas de partida. Debido a la llegada de muchas personas viajeras del norte al Sáhara Occidental, la gente tiene muy poco espacio a su disposición. Esto es utilizado como excusa por la policía cuando lleva a cabo sus redadas, un argumento bastante cínico como señala el miembro de Alarm Phone A. de El Aaiún:

“Las autoridades utilizan el argumento de que hay demasiada gente en los apartamentos como justificación (para las redadas), pero en realidad, hay tanta porque las autoridades amenazan a los propietarios para que no den a las personas inmigrantes ningún apartamento en alquiler.”

Este hacinamiento en lugares de residencia también tiene un efecto nocivo en la salud de las personas. La tuberculosis hace estragos en muchas viviendas, ya que no hay una ventilación adecuada. Además, gran parte de las viviendas que habitan las posibles viajeras son viejas y están en muy mal estado.

3.2 Tánger y el estrecho de Gibraltar

Situación general

Nuestros contactos locales informan de que la situación de las personas en tránsito en Tánger y sus alrededores sigue siendo precaria. Los controles policiales, las detenciones y la vigilancia constante se ceban con las comunidades subsaharianas, especialmente en las zonas de la ciudad de Bukhalef, Misnana y Braness, donde se instalan la mayoría de estas personas viajeras. Las expulsiones al sur, siguen siendo una práctica habitual y diaria, por ejemplo hacia Tiznit, Marrakech, Casablanca y Agadir. Como consecuencia, esta ruta ha sido abandonada y la mayoría ha optado por volver a otras ciudades (por ejemplo, Rabat y Casablanca) intentando escapar de los constantes controles policiales.

En los últimos tiempos, en la ciudad de Tánger se han instalado una especie de puntos de control en las carreteras de entrada a la ciudad como medida disuasoria y facilitadora de un regreso forzado a las ciudades de partida para aquellas personas que luchan por su libertad de movimiento.

Travesías

En mayo, en Tánger y sus alrededores también se sintieron los efectos de los rumores de que Marruecos había eliminado sus controles fronterizos (ver parte 1). Estos rumores crearon un movimiento masivo de personas viajeras hacia Tánger. La gente llegó de todo Marruecos, con la esperanza de cruzar a Ceuta, aunque éste no fuese el único destino final. Nuestros contactos locales nos informan de que, en este breve periodo, muchos grupos de personas subsaharianas corrieron a las playas y saltaron a embarcaciones de goma (tipo “zodiac”) en dirección a Tarifa. En las comunidades circularon vídeos en los que se veían varios grupos de cuatro a seis personas, cada uno con una embarcación que arrastraban por las dunas de las playas de Tánger, al grito de “Tánger está abierto”. No duró mucho. En pocos días, Marruecos re instauró el control fronterizo. Sin embargo, esta situación excepcional perturbó el tráfico regular y provocó un aumento de los controles policiales, de las redadas y de los traslados forzosos hacia el sur.

Aparte de esta situación excepcional de mayo, las travesías desde la región de Tánger hacia España siguen siendo escasas. En general, la gente no puede cruzar desde Tánger. Los “bozas” (“victoria”, la palabra que designa las llegadas exitosas en bambara) son muy poco frecuentes debido a la estricta seguridad aplicada por las autoridades marroquíes en la ciudad de Tánger, en los bosques cercanos donde la gente solía quedarse, y a lo largo de las costas desde las que la gente intenta iniciar su viaje. La persecución de las redes clandestinas es rigurosa y, especialmente desde 2018, ocupa un lugar destacado en la agenda de los funcionarios nacionales y regionales. Según las activistas de AP, cada vez es más probable que las travesías exitosas sean iniciativas pequeñas y autoorganizadas, mientras que en el pasado eran las grandes organizaciones de traficantes las que gestionaban los intentos de cruce desde Tánger.

Casos de Alarm Phone en Tánger

Alarm Phone atendió seis casos en los alrededores de Tánger en el periodo de abril a junio.

El 16 de mayo nos alertó una embarcación con once personas, entre ellas dos mujeres, que partían de Ashakar. Informamos a las autoridades, fueron interceptadas por la Marina marroquí casi diez horas después de que hubiéramos transmitido su posición exacta a las autoridades, diez horas durante las cuales podrían haberse ahogado.

Un día después, AP fue alertada por cuatro embarcaciones que salían de Tánger. Tres personas en un kayak salieron de Tánger y alertaron a Alarm Phone porque ese día habia fuertes corrientes. Tras informar a Salvamento Marítimo, supimos que fueron rescatadas cerca de Tarifa y llevadas a Algeciras.

Ese mismo día, cinco personas, entre ellas una mujer, salieron de Tánger. La situación se volvió peligrosa debido a las condiciones meteorológicas, pero afortunadamente consiguieron regresar a Marruecos por sus propios medios y llegaron sanas y salvas.

El tercer barco del 17 de mayo llevaba un número desconocido de personas a bordo. Fuimos alertadas por los familiares de las personas que iban en la embarcación de que estaban a la deriva entre Tánger y Tarifa. Más tarde, familiares nos informaron de que habían sido rescatadas a España y puestas bajo custodia.

La última embarcación en peligro de ese día llevaba cuatro personas a bordo. Fue devuelta a Marruecos por la Marine marroquí.

El 18 de mayo, se informó a nuestra línea de emergencia de una embarcación con siete personas en peligro que había zarpado desde Tánger. Al final, fueron devueltas a Marruecos.

Dentro de las comunidades, existe la esperanza de que los conflictos entre Marruecos y España por el Sáhara Occidental continúen y desemboquen en otra crisis, porque entonces el verano podría ofrecer la tan ansiada posibilidad de poder salir finalmente de Marruecos.

3.3 Los enclaves : Ceuta y Melilla

Debido a la entrada de más de 10.000 personas en los enclaves a mediados de mayo, el Ministerio del Interior español está retrasando la publicación de las cifras de entradas irregulares. Sin embargo, como informamos anteriormente, las entradas por mar, especialmente a Ceuta, han aumentado desde principios de año. Esta tendencia ha continuado durante el mes de abril. Muchas personas o pequeños grupos intentaron entrar a nado en Ceuta o rodear las vallas fronterizas del Tarajal y Benzú con kayaks, tablas de surf o con lanchas neumáticas. El 25 de abril, unas 159 personas intentaron entrar a nado en el enclave simultáneamente. Las autoridades marroquíes apenas hicieron nada por salvar a las personas en peligro. Al menos dos personas murieron en el intento. Al día siguiente, otro grupo numeroso se enfrentó a una fuerte represión en el lado marroquí en un intento similar. A pesar de la reconstrucción y refuerzo de la valla de la playa del Tarajal y del refuerzo de los controles fronterizos, pequeños grupos siguen cruzando la frontera con éxito.

Durante los cruces fronterizos sin precedentes hacia los enclaves, Alarm Phone recibió varias llamadas de socorro, entre ellas la del 28 de mayo, cuando fue alertada por el hermano de un hombre que había intentado nadar desde un pueblo cercano a Ceuta hasta Gibraltar. Contra todo pronóstico, la familia dijo más tarde a AP que había despertado del coma en un hospital de la península y que se encontraba en algún campamento. Muchas personas se han visto atrapadas en Ceuta y Melilla, siendo cada vez mayor el número de personas que intentan cruzar hacia la península. Estos intentos se producen a diario y por diferentes medios.

A pesar de las sentencias del Tribunal Supremo, según la cual la expulsión directa de las personas en situación irregular sólo es legal si se demuestran los antecedentes penales, y de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, que confirma el derecho a la libre circulación por todo el país de las solicitantes de asilo tanto en Ceuta como en Melilla, las prácticas de devolución a Marruecos continúan.

Los días 27 y 28 de abril, grupos de jóvenes marroquíes que habían entrado a nado en Ceuta fueron devueltos a Marruecos a pesar de que la frontera seguía cerrada. Esta práctica continuó igualmente después de las travesías de los días 17, 18 y 19 de mayo, ya que el gobierno marroquí permitió la repatriación de 40 personas de nacionalidad marroquí por día. Resulta especialmente cínico si se tiene en cuenta que estas deportaciones se producen mientras cientos de personas marroquíes están atrapadas en Ceuta por el continuo cierre de la frontera y se ven obligadas a cruzarla, si es que lo hacen, por rutas no convencionales. También fueron expulsadas de Ceuta 40 personas procedentes de Yemen. La AMDH de Nador condenó públicamente esta práctica ilegal de devoluciones.

En Melilla, 700 personas de nacionalidad tunecina se confrontan a una posible devolución, o a ser obligadas al retorno “voluntario” tras haber vivido un desgarrador internamiento en el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, centro de retención ‘temporal’ para llegadas irregulares) de Melilla. Como ya hemos venido informando anteriormente, llevan retenidas desde finales de 2019 a pesar de las protestas y las huelgas de hambre.

La situación en los CETIs y centros de menores no acompañados, ya de por sí masificados, inseguros y antihigiénicos, empeoró tras el gran número de llegadas de mayo. Las infraestructuras están ahora completamente desbordadas. Diferentes ONGs publicaron un informe en el que denunciaban la precariedad y continuas violaciones de los derechos humanos, especialmente las condiciones en las que los menores se ven obligados a experientar en Ceuta. Pero en lugar de crear nuevas infrestructuras, el gobierno destruye los centros de acogida autogestionados y cierra las posibles alternativas, como por ejemplo sucedió con el desalojo de la Plaza de Toros de Melilla.

El dinero español y europeo se destina a la protección y al control de sus fronteras en lugar de a satisfacer las necesidades básicas de quienes viven en la calle. El Estado español aportará 5 millones de euros en los próximos dos años para la vigilancia de los centros de menores en Ceuta. Dicha vigilancia está subcontratada a empresas de seguridad privada desde 2019. Desde el 16 de junio, Frontex ha retomado el apoyo a las fuerzas fronterizas españolas. La colaboración se ha bautizado como ‘Operación Minerva 2021’ y se prolongará durante los meses de verano.

3.4 Nador y los bosques

Nuestros contactos locales informan de que muchas personas viajeras subsaharianas han abandonado la región de Nador para dirigirse a Dajla o El Aaiún e intentar cruzar a las Islas Canarias. El paso marítimo desde Nador hacia la España peninsular sigue bloqueado por varias razones, entre ellas las medidas estrictas contra el Covid-19 y el elevado precio de una plaza en una embarcación. Alarm Phone atendió seis casos de la región de Nador en el periodo que abarca este informe. Tres embarcaciones fueron finalmente rescatadas hacia España, dos embarcaciones fueron interceptadas por la Marine Royale marroquí y, el 1 de junio, una embarcación, que llevaba 13 personas fue rescatada por  pescadores y devuelta a Marruecos.

A mediados de mayo se produjo un número sin precedentes de intentos de cruce en la valla fronteriza con Melilla (véase el capítulo 1). Pero aparte de esta extraordinaria “ventana”, esta zona fronteriza estaba fuertemente controlada. En un comunicado publicado el 24 de mayo, la AMDH de Nador describe una movilización sin precedentes de las fuerzas españolas y marroquíes a ambos lados de la frontera, incluyendo unidades del ejército español, helicópteros, Guardia Civil y policía del lado español, y un gran número de policías, gendarmería y fuerzas auxiliares del lado marroquí.

Para las personas en desplazamiento  que aún permanecen en la región de Nador, entre ellas muchas mujeres y niños, la situación es difícil en todos los campamentos del bosque. Nuestros contactos nos informan de que incluso durante el mes de Ramadán se produjeron frecuentes redadas. Las autoridades destruyen e incendian los campamentos improvisados de los viajeros prácticamente a diario. La violencia deja muchos heridos. La siguiente imagen es de un ataque en Bouyafar, documentado por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, AMDH – oficina de Nador:

Ataque en Nador. Fuente: AMDH Nador

Como informa el grupo local Alarm Phone, casi ninguno de las personas viajantes de la región tiene una fuente de ingresos para la alimentación y el alojamiento, y la prolongación del bloqueo corre el riesgo de hacer pasar hambre a miles de personas que en tiempos normales dependerían de la ayuda social en las ciudades de Nador, Berkane, Oujda y alrededores. Muchas de las comunidades subsaharianas, regularizadas o no, se encuentran en situación de desamparo y ya están desnutridas con una sola comida cada dos días. Sólo en la región de Nador y Berkane, se calcula que hay más de 4.000 personas que ya no tienen acceso a la ayuda alimentaria.

Hermann Mbatch, miembro de AP Berkane y miembro fundador y ex presidente de la asociación Aides aux Migrants en Situation Vulnérable (AMSV), calcula que, sólo a principios de junio, hubo hasta 200 nuevas llegadas, principalmente procedentes de los bosques, a la ciudad de Berkane. Nos cuenta que sólo los que tienen una red social de familiares o amigos marroquíes pueden satisfacer sus necesidades básicas. Los más vulnerables se las arreglan, en su mayoría, con la ayuda de asociaciones o mendigando en las rotondas de la ciudad. Como ya no pueden moverse libremente debido al bloqueo, su situación se ha vuelto crítica. En Berkane, la asociación local Homme et Environnement ya dio la voz de alarma en un comunicado emitido en junio. Predijeron una inminente catástrofe humanitaria para los viajeros más vulnerables de Berkane.

Las personas subsaharianas están amenazadas no sólo por la violencia policial en Nador y sus alrededores, sino también por grupos de “clochards”, matones que de vez en cuando atacan a las comunidades subsaharianas y les roban sus pertenencias. Estos ataques se producen con el permiso tácito de la policía. El 29 de abril, según informa la AMDH de Nador, un hombre resultó gravemente herido por un grupo de este tipo en Lakhmis Akdim. La víctima tuvo que ser hospitalizada. La AMDH de Nador exigió al comandante de la Gendarmería que persiguiera esta y otras agresiones. Estas agresiones, sin embargo, forman parte de una práctica bien conocida y extendida desde hace años, sin que las autoridades hayan mostrado nunca ningún interés por ofrecer protección a las personas en desplazamiento subsaharianas, por lo que hay pocas esperanzas de que las autoridades respondan a la demanda.

Por el contrario, tanto los viajeros subsaharianos como las personas procedentes de  Yemen y Siria y los menores marroquíes siguen enfrentándose a detenciones arbitrarias en las calles de la ciudad de Nador y a su posterior traslado al interior de Marruecos.

El 20 de mayo, la AMDH informó de que 28 jóvenes de nacionalidad marroquí habían sido detenidos en Farkhana y Barrio Chino/Nador tras lanzar piedras. Según el abogado de la AMDH, serán juzgados en los tribunales, pero aún no está claro a qué cargos se enfrentarán.

Nos consta que ciudadanos marroquíes siguen organizando travesías desde Nador. La región sufre dificultades económicas, y muchos jóvenes están desempleados y sus perspectivas de futuro parecen poco halagüeñas. Como nuestros contactos son más conscientes de la situación de los viajeros subsaharianos, nuestros informes de la región cubren principalmente los intentos de migración subsahariana. Intentaremos informar de forma más exhaustiva de los movimientos de harraga en los próximos informes.

3.5 Oujda y la frontera con Argelia

En la región de Oujda y en la zona fronteriza entre Marruecos y Argelia, la situación de los viajeros sigue siendo extremadamente precaria. Además, las ayudas estatales relacionadas con Covid-19 sólo están disponibles para personas con pasaporte marroquí, mientras que las personas que piden dinero en la calle son objeto de represión policial.

El 6 de abril, el equipo de Alarm Phone en Oujda informaron de una deportación desde Nador. Unas 15 personas fueron expulsadas a la zona fronteriza y dos menores denunciaron lo sucedido a nuestro equipo en la zona.

La noche del 18 al 19 de febrero se produjo una tragedia frente a la costa de Orán, 13 personas murieron y dos sobrevivieron al volcar la embarcación en la que viajaban. AP Oujda se mantuvo en estrecho contacto con las familias. La embarcación transportaba viajeres procedentes de Marruecos y Argelia. Volcaron frente a Orán y los cadáveres aparecieron a ambos lados de la frontera. Tras negociar con las autoridades gubernamentales competentes la devolución de los cuerpos a sus familiares, las compañías aéreas Royal Air Maroc y Air Algerie ofrecieron la repatriación desde Orán, vía Casablanca, hasta Oujda por la suma de 4.900 euros por cuerpo. Este precio es totalmente inasequible para las familias con una renta media. Teniendo en cuenta que las dos ciudades no están ni siquiera a 300 km de distancia la una de la otra, es escandaloso y absurdo. Tras la presión política, el 14 de abril se abrió la frontera terrestre para permitir la devolución de un cadáver a su familia en Oujda. Todavía no está claro qué pasará con los demás cuerpos. Tres personas siguen aún desaparecidas. AP Oujda seguirá apoyando a los familiares.

AP Oujda, junto con otros grupos de activistas de la región, trabajan sin descanso para apoyar a las personas que se desplazan y desafiar el régimen fronterizo letal al que se enfrentan cuando viajan por el Sahel y el Norte de África.

Acción de Abolish Frontex en Oujda 09.06.2021. Fuente: AP Oujda

Los habitantes de Oujda también se unieron a la campaña transnacional “Abolish Frontex“. El 9 de junio se llevó a cabo una acción para llamar la atención sobre la política inhumana de la Agencia Europea de Seguridad Fronteriza y exigir su abolición.

3.6 Argelia

A pesar de la criminalización y las muertes, les argelines continuan marchándose

Aunque en los primeros meses de 2021 las personas de origen  argelino eran el segundo grupo más importante por nacionalidad de las llegadas por el Mediterráneo a la UE (detrás de las tunecinas), a 31 de mayo de 2021 Argelia había salido de la lista de las 10 nacionalidades más comunes en llegadas a la UE por vía marítima. Sin embargo, si se observan las cifras de llegadas a España, esta comunidad es el grupo más numeroso.

De hecho, “El Corredor” (nombre que recibe la ruta mediterránea entre el oeste de Argelia y la Península Ibérica) sigue siendo la segunda ruta marítima más frecuentada por les argelines hacia la UE, tras la ruta hacia las Islas Canarias. Las personas que emprenden esta ruta se confrontan a una importante penalización (se arriesgan a entre dos y seis meses de prisión y una multa de 20.000 DA por “salida ilegal del territorio”), además las autoridades argelinas realizan regularmente intercepciones para impedir la salida de harragas.

En abril se produjeron igualmente varias tragedias. Los medios de comunicación argelinos se hicieron eco de ellas. El 4 de abril, se encontró el cadáver del joven cantante rai Souhil Sghir cerca de la playa de Terga, cerca de Orán.

El 5 de abril, dos mujeres y sus hijas se ahogaron al intentar la travesía.

Sabemos que estas tragedias son sólo unas pocas entre muchas otras, y siempre nos conmueve y enfada profundamente la noticia de la pérdida de estas vidas. Nuestros corazones y pensamientos están con las personas fallecidas y sus familias. Como pequeño homenaje a su memoria, aquí un vídeo de Souhil Sghir cantando:

Muchas personas migrantes llegaron a las costas españolas o italianas, y les deseamos una cálida bienvenida. Cerca de 10.000 ciudadanes argelines llegaron a España e Italia entre enero y abril de 2021. A principios de mayo, más de 30 embarcaciones con viajeres procedentes de Argelia fueron rescatadas por Salvamento Marítimo Almería.

Casos de Alarm Phone

Alarm Phone participó en tres casos de embarcaciones que salieron de Argelia. Dos de ellos (3 de abril y 26 de junio) fueron casos de embarcaciones que tomaron la ruta del Mediterráneo central hacia Italia. En el Mediterráneo occidental, Alarm Phone se ocupó de una embarcación el 7 de mayo que transportaba al menos tres personas sirias. La embarcación llegó sana y salva a España.

Además, los equipos de turno de AP siguen recibiendo llamadas de hermanas, hermanos u otros familiares que buscan noticias de sus seres queridos que han probado suerte en “El Corredor”.

Abusos sistemáticos contra las comunidades subsaharianas y deportaciones masivas: Alcemos la voz

Desde principios de año, más de 4.000 personas han sido trasladadas por la policía argelina a la frontera con Níger, que se encuentra en pleno desierto, a un lugar llamado “punto cero“. El proceso de deportación es generalmente el mismo. Primero te detienen, aunque puede que lleves varios años en Argelia; luego te envían a un centro de detención durante unos días o semanas; y finalmente, junto con otras personas detenidas, te meten en autobuses y te llevan al desierto. El riesgo de perderse es alto, de hecho muchas personas desaparecen o mueren en la vasta extensión del Sáhara. Como ejemplo reciente, Alarm Phone Sahara informa de que el 10 de mayo 1.218 personas fueron expulsadas a la zona fronteriza entre Argelia y Níger. En el grupo había 61 menores no acompañades que mostraban signos de abuso en gran parte.

El 21 de abril, la onegé francesa Médicos Sin Fronteras (MSF) publicó un informe en el cual se concluía que “estas políticas, aplicadas para frenar el flujo de migrantes, no han impedido que busquen un lugar seguro o una vida mejor. Al contrario, sólo han provocado más criminalización y violencia contra las personas migrantes“.

Alarm Phone Sahara, el proyecto hermano de Alarm Phone activo en la zona sahelo-sahariana, Pateras de Vida (Larache, Marruecos), Alarm Phone Marruecos, Afrique-Europe-Interact y otras ocho organizaciones de Malí, Marruecos, Alemania, Togo, Italia, Argelia y Túnez firmaron una declaración conjunta el 25 de abril para condenar estas reiteradas violaciones de los derechos humanos.

“La situación es tan alarmante y crítica que nosotres, como defensoraes de los derechos humanos en general y de los derechos de las personas migrantes en particular, estamos llamadas (…) a sensibilizar a la opinión pública a nivel regional e internacional sobre los diversos abusos y las múltiples violaciones cometidas contra los migrantes, así como a tomar posiciones en la defensa y protección de los derechos y libertades de las personas migrantes.” (Fuente: AP Sahara)

En respuesta a los años de testimonios de violencia y tortura y denuncias de estas por parte de las onegés, el pasado abril Argelia anunció que abriría un supuesto centro de acogida en Djanet (Bordj El Haouès, en la frontera con Níger y Libia). Parece que el Estado argelino ha aprendido de sus homólogos de la UE. Ahora quieren reforzar la seguridad y ocultar los abusos sistemáticos tras la fachada de procesos burocráticos y un lenguaje anodino y casi humanitario.

El Estado argelino también se ha visto impulsado a tomar esta medida debido al enorme coste de su desastrosa gestión de la migración. El actual presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de Argelia declaró que “entre 2014 y 2016, Argelia gastó 800 millones de dinares [5 millones de euros] para repatriar a 18.000 mujeres y 6.000 niños subsaharianos”. En un informe publicado el 31 de mayo, el CNDH nigeriano dejó claro que entre 500 y 600 personas migrantes son repatriadas cada semana desde Argelia a Níger.

Alarm Phone Sáhara, junto con la red transnacional Afrique Europe Interact, organizó el 21 de mayo una jornada de acción transnacional “¡Libertad de circulación, no a las expulsiones!” en Kindia (Guinea), Bamako (Mali), Agadez (Níger), Sokodé (Togo), Mbanza Ngungu (RDC) y Berlín (Alemania). Activistas protestaron contra las deportaciones de nacionales de países del África subsahariana desde Argelia a Níger, pero también contra la imposición de controles fronterizos europeos en África y contra las deportaciones de países europeos a países africanos. Vea el vídeo de la declaración final aquí:

3.7 El Rif

La situación actual en la región del Rif es muy parecida a la de principios de año. Mientras continúa la represión del régimen marroquí, la juventud rifeña se organiza entre ella para realizar la travesía hacia el sur de España.

En los últimos tres meses ha aumentado el control en el mar, aumentando asímismo el número de intercepciones realizadas por la Marine Royale. Este aumento del control ha provocado una disminución del número de pateras que parten de la región del Rif. Sin embargo, según nuestras investigaciones, el número de llegadas en este periodo es similar al de los 3 primeros meses del año. Hemos contado 179 personas que llegaron a la península desde el Rif en abril, 151 en mayo y 93 en junio. Podríamos suponer que entre 400 y 500 personas hicieron el viaje con éxito.

En cuanto a Alarm Phone, entre el 1 de abril y el 1 de junio nuestro colectivo estuvo implicado en 17 casos. Todos ellos eran embarcaciones que salían de Alhucemas hacia España. Entre los 17 casos hacían un total de unas 180 personas. Según los datos de Alarm Phone, la mayoría de estas personas eran hombres y de nacionalidad marroquí. Tres de estas embarcaciones fueron interceptadas por la Marine Royale, y aún se desconoce el paradero de las personas en uno de los casos. El resto, sin embargo, fueron rescatados por Salvamento Marítimo hasta Almería y Málaga. He aquí dos ejemplos de estos casos:

  • El 6 de abril, Alarm Phone es alertada de una embarcación de 20 personas que había salido de Alhucemas y que tenía dificultades. El 7 de abril son rescatadas por Salvamento Marítimo y trasladadas a Motril.
  • El 9 de junio, Alarm Phone es alertada de la presencia de 28 personas en una lancha neumática en apuros en el mar. La embarcación había partido de Alhucemas. Salvamento Marítimo ya estaba informada, el 10 de junio se confirma que han sido interceptadas por la Marine Royale y trasladadas a Marruecos.

4 Naufragios y personas desaparecidas

En los últimos tres meses, hemos contabilizado más de 150 muertes y cientos de desapariciones en la región del Mediterráneo Occidental. A pesar de todos los esfuerzos por documentar estas tragedias, podemos estar seguras de que el número real de seres humanos que han perdido la vida en el mar en su intento de llegar a la fortaleza Europa es mucho mayor. Queremos recordar y conmemorar a cada víctima desconocida para doblegar el sistema político que los mató.

El 1 de abril, tras un naufragio en Mazzarón, se encuentra un cuerpo sin vida en la playa de Vera, provincia de Almería.

El 3 de abril, se encuentra en la playa de Corales, en Orán (Argelia), el cadáver de una persona joven, que se cree se trataba de una harraga.

El 3 de abril, se recupera el cuerpo de un joven ahogado en la playa de Baydar, Argelia.

El 4 de abril, los padres del joven cantante conocido como Souhil Sghir identifican el cuerpo de su hijo. Fue encontrado en la playa de Terga, Argelia. Más información: [1]

El 4 de abril, un hombre de 60 años que probablemente intentaba nadar hacia España o Marruecos es encontrado muerto en la playa de Benzú, Ceuta. Más información: [1], [2], [3]

El 5 de abril, el cuerpo sin vida de una mujer es recuperado por el pesquero La Mairena frente a la costa de Fuerteventura, Islas Canarias, España.

El 7 de abril, se encuentra un cadáver en la playa de Melilla, junto al Río de Oro. El cadáver se trataba de un joven que recibiera una orden de expulsión al cumplir los 18 años. Se ahogó en su último intento de llegar a la península escondido en un ferry. Más información: [1], [2]

El 7 de abril, un cadáver, identificado como el de una mujer de origen subsahariano, aparece flotando en el mar a unos 37 kilómetros de la costa de Fuerteventura. Pese a que no hubo constancia de ningún naufragio, el 24 de marzo una embarcación se dió por desaparecida sin más noticias desde aquella.

El 11 de abril, una embarcación es rescatada a 220 km al sur de El Hierro, Islas Canarias, España. Partió de Nuakchot (Mauritania). A bordo hay al menos cuatro personas muertas. Otras tienen que ser hospitalizadas. Más información: [1], [2], [3], [4]

El 11 de abril, se encuentra el cadáver de una persona de origen subsahariano a ocho millas del puerto de Alhucemas (Marruecos).

El 13 de abril, tres jóvenes viajeros, Souliman, Achraf y Ayoub, salen de Tánger a primera hora de la mañana a bordo de un kayak. Más tarde, el cuerpo de Souliman será encontrado muerto en la playa de Tres Piedras, en Castillejos. Los otros dos jóvenes siguen desaparecidos.

El 13 de abril, una embarcación volcó frente a la playa de Porto Rico, al sur de Dajla, en el Sáhara Occidental. 15 personas sobreviven pero una muere.

El 14 de abril, se encuentra el cuerpo sin vida de un joven de origen subsahariano flotando en las cercanías de Aguadú, Melilla.

El 14 de abril se encuentra un cadáver en la playa del Tarajal, en Ceuta. Se supone que la muerte del joven, de origen marroquí y de unos 20 o 25 años, se produjo por ahogamiento.

El 20 de abril se registra un naufragio frente a la costa de Mostaganem, en Argelia. Sólo tres personas sobreviven, cuatro mueren y cinco siguen desaparecidas.

El 24 de abril, los restos de un joven, posteriormente identificado como Suleiman al-Halimi, son arrastrados a la playa de Fnideq, Marruecos. Más información: [1], [2], [3]

El 24 de abril, el cadáver de un joven que vestía un chaleco salvavidas es arrastrado a la orilla de las playas de Castillejos, Ceuta. Se presupone que hacía parte de uno de las decenas de jóvenes que a diario tratan de ganar a nado la costa de Ceuta desde el litoral marroquí. De hechos 3 personas poco después llegaron a nado a la playa de El Tarajal.

El 25 de abril se recuperan dos cadáveres frente a la costa de Fnideq (Marruecos). Los muertos son identificados como Murad Al-Sakhwani y Youssef Al-Abbas. Tenían entre 11 y 14 años. Según los medios de comunicación, en un lapso de dos días en torno a esta fecha, otras 70 personas consiguieron llegar a nado al enclave de Ceuta. Más información: [1], [2], [3]

El 26 de abril se recuperan 24 cadáveres de una embarcación que había salido de Nuakchot tres semanas antes. Fue encontrada por casualidad a 500 kilómetros de El Hierro. De las 59 ocupantes, sólo tres sobrevivieron, 32 siguen desaparecidas. Más información: [1], [2], [3], [4], [5]

El 29 de abril, una persona muere y 20 sobreviven tras la explosión de una neumática frente a la costa de Achakkar, Tánger, Marruecos.

El 30 de abril, una embarcación que partió de Agadir y llevaba tres días en el mar es interceptada cerca de la costa de Lanzarote. Tres personas sobreviven pero otras 12 se dan por desaparecidas.

El 2 de mayo, se encuentra un cadáver en la playa de la región de Ben Azzouz, en Argelia, que se supone que se trata de una harraga.

El 4 de mayo se buscan dos embarcaciones con más de 80 personas subsaharianas abordo. Las embarcaciones se dirigían a las Islas Canarias.

El 12 de mayo, no se encuentra rastro de dos embarcaciones con 61 personas abordo.

El 15 de mayo, los restos de un hombre del sur del Sáhara aparecen en Tánger (Marruecos). Es probable que se haya ahogado tras volcar la embarcación en la que viajaba.

El 17 de mayo, se encuentra el cuerpo sin vida de un menor en la playa del Tarajal, España. El joven intentó llegar a nado a Ceuta.

El 19 de mayo, se encuentra un cadáver no identificado, que se cree que es el de una harraga marroquí, cerca de la isla de Habibas, en Argelia.

El 19 de mayo, se encuentran tres cadáveres en una playa cercana a El Jadida, Marruecos. Siguen desaparecidas 17 personas. Más información: [1], [2], [3]

El 20 de mayo, además del menor fallecido el 17 de mayo, se encuentra otro cuerpo de un menor en la playa de El Tarajal. Ambos han sido enterrados en el cementerio de Sidi Embarek.

El 20 de mayo, una embarcación con 32-34 personas que partió de Dajla es declarada desaparecida después de que una operación de búsqueda y rescate al sur de Gran Canaria resulte infructuosa.

El 21 de mayo, otra embarcación con 32 personas que partió de El Aaiún desaparece (Fuente: Alarm Phone).

El 22 de mayo, un joven muere al caer desde una altura de 10 metros cuando intentaba acceder al puerto de Ceuta. Se encuentran otros dos cadáveres. Las víctimas parecen haberse ahogado. Más información: [1], [2], [3]

El 29 de mayo, una embarcación vuelca y las personas caen al agua durante una operación de intercepción de la Marina marroquí. Diez personas son rescatadas pero una de ellas es abandonada en medio del océano.

El 31 de mayo, al menos 495 personas se dan por desaparecidas. Eran pasajeras de una decena de embarcaciones que habían salido de Senegal, el Sáhara Occidental y Marruecos en los 10 días anteriores.

El 2 de junio desaparece una embarcación con 62 personas a bordo. Había salido de El Aaiún (Fuente: Alarm Phone).

El 3 de junio, 30 personas son rescatadas a Marruecos y 15 mueren durante una operación de rescate de la Marina marroquí. Según las supervivientes, el rescate fue un desastre y las personas cayeron por la borda y se ahogaron.

El 4 de junio, un cayuco de origen mauritano con 14 cadáveres aparece en la isla de Tobago, en el Caribe.

El 9 de junio, una persona muere tras caer al mar desde una lancha neumática al sur de Fuerteventura.

El 15 de junio, se encuentra un cadáver frente a la costa de Ceuta. El joven llevaba un traje de neopreno, por lo que se deduce que intentaba llegar a la costa de Ceuta a nado.

El 17 de junio, al menos cuatro personas mueren, entre ellas una mujer embarazada y un niño, tras naufragar una embarcación neumática frente a la costa de Órzola, Lanzarote. La embarcación partió de Tan-Tan, Marruecos. 41 personas sobrevivieron, pero al menos tres siguen desaparecidas. Más información: [1], [2], [3], [4]

El 20 de junio, se lleva a cabo una operación de búsqueda y rescate al sur de Gran Canaria, de una embarcación con entre 32 y 34 personas a bordo sin éxito.

El 20 de junio, una persona desaparece tras caer al mar. 42 personas que viajaban en una neumática son rescatadas cerca de Fuerteventura.

El 24 de junio en una operación de rescate, Salvamento Marítimo encuentra una persona muerta en una embarcación con 23 personas subsaharianas al sur de Gran Canaria.

El 27 de junio, una persona muere tras caer al agua durante una operación de intercepción llevada a cabo por la Marina marroquí. Otra persona que quedó flotando en el mar al sur de Gran Canaria es rescatada posteriormente por Salvamento Marítimo.

El 27 de junio, una embarcación con unas 60 personas, entre ellas 15 mujeres y dos niños, vuelca frente a la costa del Sáhara Occidental. Mueren 40 personas. Entre los muertos hay 10 mujeres y dos niños. Un barco pesquero rescató a veintidós supervivientes.

El 28 de junio, se encuentran dos cadáveres en una embarcación frente a la costa de Gran Canaria. 33 personas sobreviven, siete hombres son hospitalizados. Un día después una tercera persona fallece al no poder superar el estado crítico en el que llegó tras permanecer varios días a la deriva.

El 29 de junio, una embarcación desaparece en la ruta de Canarias. Alarm Phone había alertado de la embarcación, que partió de Dajla el 25 de junio con 46 personas a bordo, entre ellas 22 mujeres, una de ellas embarazada, y cinco niños.

El 29 de junio, una embarcación es avistada por el buque Cape Taweelah. El buque mercante prestó asistencia a 35 personas (seis niños, 16 mujeres y 13 hombres) y encontraron un cadáver. Llevaban 17 días en el mar. Un helicóptero de Salvamento recogió a tres personas del buque mercante, una mujer y un hombre que son trasladados al hospital en estado crítico, y una niña que muere durante el vuelo.

// include wp-footer wg cookies