Seis años de Alarm Phone : La lucha en el mar continúa

Photo: Chris Grodotzki/sea-watch.org

El 11 de octubre, Alarm Phone cumple 6 años. Nuestro colectivo de más de 200 activistas a ambos lados del Mediterráneo ha atendido unas 3.300 llamadas de embarcaciones en peligro en las tres zonas de la frontera sur. Desde octubre de 2014, mantenemos en funcionamiento este proyecto sin interrupciones, 24 horas al día y 7 días a la semana. La violencia incesante del régimen fronterizo, pero sobre todo las continuas luchas de la gente en movimiento, nos han obligado a estar alerta día y noche, dispuestas a solidarizarnos con las que intentan cruzar el mar.

Hemos recibido miles de mensajes y de llamadas, la mayor parte de personas en peligro en el mar, pero  también de amistades, parejas y familiares. A lo largo de los años, hemos sido testigos de una violenta represalia tras la histórica ruptura del régimen fronterizo europeo en 2015. Hemos documentado un número ingente de violaciones de los derechos humanos, ataques a embarcaciones de personas migrantes perpetradas por quienes tienen por función rescatar vidas, devoluciones en caliente llevadas a cabo por flotas secretas o buques mercantes, así como la interceptación de miles de personas en los lugares de los que buscan escapar. Hemos recibido mensajes de personas encerradas en centros de detención en condiciones inhumanas reinvindicando su libertad y dignidad. Hemos escuchado las voces agonizantes poco antes de ser silenciadas por el mar, tornado en cementerio.

Muchas de estas voces e historias de sufrimiento se han quedado con nosotras, incluso ha embrujado a muchos de nuestros miembros. Pese a ello, continuamos con la lucha, juntas. Continuamos porque no aceptamos que se acaben tantas vidas y desaparezcan personas por la fuerza en uno de los mares mejor vigilados de este mundo. Continuamos porque la gente sigue sin tener otra alternativa que tirarse al mar en precarias pateras en su búsqueda de seguridad y libertad. Continuamos porque los estados miembros y las instituciones europeas hacen lo que sea necesario para criminalizar la migración y la solidaridad. Porque intentan convertir el mar Mediterráneo en una zona de exterminio para disuadir a quienes todavía necesitan y quieren cruzar.

¿Cómo se vería el Mediterráneo hoy en día sin las luchas de la migración y la solidaridad materializadas a lo largo de los últimos años? ¿Cómo se vería sin la tenacidad de personas que abren nuevos corredores con su voluntad de escapar? ¿Sin la creatividad y la resistencia de los miembros de la flota civil que regresan al mar a pesar de todos los intentos de bloqueo y criminalización? ¿Sin los “ojos del Mediterráneo” que se resisten a quedarse en tierra y despegan hacia los cielos para encontrar embarcaciones en peligro de zozobrar y que contrarrestan las prácticas de disuasión de Europa? ¿Cómo se vería el mar hoy en día sin la línea telefónica de alarma que se ha convertido en parte del ferrocarril subterráneo migratorio existente?

“Hola amiga” – así es como a menudo respondemos al teléfono a quienes corren el riesgo de ahogarse. En los últimos seis años, hemos hecho, pero también perdido, muchas amigas y amigos. Prometemos que nos quedaremos en el teléfono, día y noche, para escucharte, estés donde estés.

Nuestra lucha en el mar Mediterráneo es una lucha contra las fronteras violentas, por la libertad de movimiento, por la igualdad de derechos y la justicia global. Con cada turno de guardia al teléfono en Alarm Phone, quitamos un ladrillo de un muro y lo añadimos a un puente.

Alarm Phone, 11 octubre 2020

// include wp-footer wg cookies